Hoy es viernes 20 de julio de 2018 y son las 13:27 hs. COMUNICADO DE LA DELEGACIÓN LOCAL: La recolección de residuos domiciliarios se realiza los lunes, martes, jueves, viernes y sábado. Recolección de Residuos reciclables los días miércoles. Colabore respetando el cronograma.
12 de abril de 2018
NICOLÁS WAISPECK YA ESTÁ EN CORONEL SUÁREZ
(La Nueva Radio Suárez).-En la rotonda de ingreso a Suárez, se estrechó en un abrazo interminable con su amigo, “Jhony” Maier, quien le donó su riñón. Allí lo esperaban familiares, amigos, allegados en el día que estaba cumpliendo sus 30 años. “Se dio todo soñado. Primero, el día que me tuve que hacer los prequirúrgicos, dos días antes de la operación era mi cumpleaños. Y hoy que es su regreso, justo es el cumpleaños de él. No podíamos pedir más que eso”, señaló Jonatán antes de la llegada de su entrañable amigo.
Seguir leyendo...

Familiares, amigos, gente que los quiere bien a ambos, se reunieron en la tarde del miércoles frente a la rotonda de la ruta 85, en el ingreso a Coronel Suárez.
 
Ahí estaba presente Jonatán Maier.
 
Todos estaban esperando la llegada desde Buenos Aires de Nicolás Waispeck, quien hace unos pocos días atrás recibió un trasplante de riñón.
 
Y como Coronel Suarez sabe muy bien quien le donó el órgano, imprescindible para que Nicolás deje la diálisis, fue justamente, su amigo de toda la vida, Jonatán.
 
El reencuentro de ambos amigos, después del pos operatorio y de haber compartido unos días recuperándose en Buenos Aires, de las respectivas intervenciones quirúrgicas, se produjo el mismo día en que Nicolás estaba cumpliendo 30 años.
 
Cuando se encontraron, después que Nicolás recibiera innumerables saludos de familiares y amigos, se dieron un enorme abrazo. Interminable, gigante. Una partecita vital de uno, está ahora en el cuerpo del otro, para que pueda vivir una vida normal, sin estar sujeto tres veces por semana, cuatro horas cada día a la máquina de diálisis.
 
Previamente a la llegada y al encuentro, La Nueva Radio Suárez habló con Jonatán Maier, quien expresó estar “muy contento, esperando ansioso la llegada de Nico”.
 
Muchas coincidencias, que no son casualidad, sino causalidad, suceden en esta historia.
Los amigos se volvieron a ver el miércoles, el día en que Nicolás cumplió 31 años, pero hay otros detalles: “Se dio todo soñado. Primero, el día que me tuve que hacer los pre quirúrgicos, dos días antes de la operación era mi cumpleaños. Y hoy que es su regreso, justo es el cumpleaños de él. No podíamos pedir más que eso”.
 
Sobre el proceso de intervención de ambos, cuenta que “fue extraordinario, todo bien, mucho mejor de lo esperado todavía. Los médicos decían que no podían creer la aceptación que tuvo Nico con el riñón. Porque una persona, cuando es el tercer trasplante, siempre hay complicaciones. Y no hubo nada de complicaciones: el riñón salió andando de una, cosa que no lo podían creer ni los médicos. Nosotros, estábamos tan esperanzados que no nos tomó de sorpresa, porque sabíamos que iba a salir todo bien”.
 
Recuerda estar en el quirófano, “y lo primero que hacía era preguntar por Nico. En un momento lo escucho hablar a él. Quería verlo, pero no me dejaban. Lloré de la emoción. Más al escuchar sus palabras. Ese fue un momento increíble, no me lo voy a olvidar nunca más”.
 
Ambos tenían una ansiedad bárbara por saber del otro. Se encontraron, después de la operación, al día siguiente. “Yo le había prometido ir a visitarlo al otro día. no estaba como para ir a visitarlo. Pero se lo había prometido. Como pude, me paré de la cama, fui caminando a su habitación que estaba a unos 50 metros de la mía. Fue increíble ese momento. Y al otro día, Nico me devolvió la visita, fue a mi habitación el sábado”.
 
Los médicos y enfermeros, fue increíble, “por suerte estábamos en uno de los mejores hospitales de Sudamérica, que nosotros sabíamos que era bueno, pero no tan bueno, el hospital Austral de Pilar. La atención fue increíble. Los médicos, todo el tiempo nos hablaban y nos hacían sentir muy acompañados. Sabíamos que estábamos en muy buenas manos. Nos decían que éramos un ejemplo, que casos de estos habían visto muy pocos en su profesión”.
 
¿Miedos? “Ninguno –responde Jhony- me agarró un poco de temor, cuando Nico, a la semana de cumplirse el trasplante, levanta fiebre, a la noche. Y lo tienen que volver a internar. Ahí sí. No miedo, pero fue una frustración bastante fuerte porque justo ese mismo día iba la familia para allá a visitarlo. Pero estuvo un par de días internados y después todo estuvo bien, siguió adelante, con el recuperatario” señalaba frente a los micrófonos de La Nueva Radio Suarez presente en el lugar del reencuentro donde hasta el Intendente Roberto Palacio estaba presente en lo que fue una tarde plena de emociones que seguramente se trasladó hasta la casa de “Nico” que recibió el mejor regalo de cumpleaños de su vida.


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Laguna Alsina
 

 

EL TIEMPO

8.4°C

Nubes y sol

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

Miranos en Vivo

 

 

RadiosNet